martes, 8 de octubre de 2013

La nueva ofensiva de los comerciantes contra las compras por internet.


Ricardo Rojas León

Una vez más algunas organizaciones empresariales y comerciales han retomado su campaña para tratar de convencer al Gobierno de que establezca impuestos a las compras menudas por internet.

Dos son, básicamente, los argumentos esgrimidos por los grupos de importadores, industriales y comerciantes: a) que el Estado dominicano, en especial, la Dirección General de Aduanas, está dejando de percibir una gran cantidad de recursos, y b) que la falta de pago de impuestos de esas compras por internet constituyen una “competencia desleal” en su perjuicio.

Comencemos con lo primero.  Los comerciantes han tratado de convencer al gobierno de que, por las compras en internet, el Estado deja de percibir cientos de de millones de pesos.  Las cifras no sólo son exageradas, sino que constituyen una “chilata” en comparación con las exorbitantes exenciones que esos mismos sectores reciben como incentivo para que sean más competitivos.

Tan sólo para este año 2013, se estima que los empresarios y comerciantes dominicanos recibirán alrededor de RD$150 mil millones en exenciones. O sea, un monto que bordea el 6% del PIB.  Digámoslo de otro modo:  si ese dinero se recauda no solo se cubriría holgadamente el 4% para la Educación, sino que permitiría dotar al Poder Judicial del presupuesto que ordena la ley, y dotaría al Gobierno del presidente Danilo Medina de recursos suficientes para financiar a todas las mipymes de esta nación, así como para ampliar los programas sociales de su administración, resolviendo, de paso, el problema de la baja presión tributaria de la que tanto se ha hablado en los últimos tres lustros. O, por ejemplo, el Gobierno no tendría que endeudarse en el exterior para subsidiar a la CDEEE, asegurando que los dominicanos (incluidos los comerciantes) tendremos un mejor servicio energético.

Si el Gobierno percibiera ese monto en impuestos dejados de pagar por nuestros comerciantes, se podrían mejorar sensiblemente los salarios de los militares, policías, médicos, enfermeras, se podrían invertir ingentes recursos en apuntalar el Servicio Familiar de Salud y hasta se podrían aumentar las modestísimas pensiones de los ex-empleados de un Consejo Estatal del Azúcar (CEA), ninguno de cuyos ex administradores se preocupó por ellos.

Con ese monto, se podría recapitalizar el Banco Agrícola e inyectarle recursos al Banco Nacional de la Vivienda, para convertirlo en una entidad financiera de segundo piso, dedicada exclusivamente al fomento de las exportaciones.

El otro argumento de los comerciantes es que, cuando un(a) dominicano(a) compra por internet un par de zapatos,  una cartera, un dispositivo electrónico e, incluso, algunas vitaminas, con un costo por debajo de doscientos dólares, se produce un acto de “competencia desleal”, que los perjudica.

¿Quién compite en forma “desleal” con nuestros comerciantes? ¿El empresario gringo, chino o ecuatoriano que se mercadea por internet? ¿O los consumidores que “importamos” uno, dos o tres artículos sin pagar impuestos?  Probablemente, los consumidores, víctimas de los precios exagerados y de la cuasi inexistente garantía de muchos de los productos que nuestros comerciantes venden en nuestro mercado.

Gravar las compras menudas por internet no va a hacer más eficientes y “competitivos” a un sector empresarial que ha vivido de las exenciones y que lo único que hace es pedir más incentivos a todos los gobiernos. Pero va a afectar a miles de consumidores de diversos estratos sociales que lo único que buscan es “alargar el peso” cuando realizan una compra menuda por internet.  Además, .ebnueva ofenssiva administraciósu administravian comprar por internet.a a afectar a los consumidores de diversos estratos que l de que la “brecha digital” se ensancharía cuando solo los hijos de los comerciantes puedan comprar por internet. 

Ojalá que el presidente Medina desoiga, como ya lo hizo el año pasado, a los que tratan de convencer a funcionarios de su Administración -especialmente al Director General de Aduanas- de que es “necesario” gravar las compras menudas por internet.

Si hace falta recaudar más dinero para reducir los niveles de financiamiento y endeudamiento del Presupuesto, que se elimine una parte de las escandalosas exenciones que reciben nuestros empresarios y comerciantes.


_____________
(Tomado de El Caribe, de esta fecha, pero ampliado para este blog)

2 comentarios:

  1. Total y Absolutamente de acuerdo en todas sus partes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que debemos estar pendientes de estas maniobras de gente que toda la vida se ha beneficiado de exenciones. Un cordial saludo

      Eliminar