sábado, 19 de octubre de 2013

En una noche de eclipse


Antonio Del Monte
Autor invitado


Dónde has ido,  luna,
que no te veo
qué tan lejos estás
que no te siento.

Acaso has vuelto a la cueva
del olvido,
donde nadie admira tu belleza,
ni ama como yo tu lado oscuro,
donde es invierno 
                              en primavera.


No te vistas con el traje de la noche
No te dejes arropar
                           por tantos miedos
por la rabia de la nada
o la mentira,
ni permitas que se adueñen
de tus sueños.

No dejes de brillar
por un instante,
que el mundo se ha quedado sin estrellas
no hay lucero que encamine
al que busca el amor
y a las palmeras.

Nunca de ser la luna llena,
ni te dejes menguar por los ladridos
que crecen muchos más los que te adoran
que sigues provocando mil suspiros.

No te vayas a otra galaxia
no te embarques en vivir
otros sueños,
que se quedan atrás tantos recuerdos,
noches calladas y un invierno.

Solo espero saber dónde te fuiste
Y que tu fuga sea momentánea
como la de una chica en secundaria
como sube y baja el sol
                                      en las laderas.

Ojalá que siempre estés donde has estado,
Con un traje gris y rayas cebras
Con tus ojos grandes,
pelo largo
Con tanta luz que brilla
                                     y me desvela.

Ya es momento que vuelvas
donde fuiste
aquel día que saliste de tu cueva
y comencé a sentirte en mis latidos
y empezaste a reinar 
                                 mi vida entera.






(Al eclipse de luna del 18 de octubre de 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario