sábado, 21 de abril de 2012

El exhibicionismo penal

1 comentario:

  1. Desde mi punto de vista, los jueces deben tener en cuenta, que a mayor gravedad de la acusación, mayores deben ser las garantías del imputado en cuanto al respeto del debido proceso. Es en esas precisas circunstancias cuando las personas se encuentran más vulnerables ante el poder avasallante del Estado.

    Por otro lado el exhibicionismo penal le hace más daño que bien a la justicia y suele desacreditar la acusación. Los jueces y la sociedad deberían entender que existe una relación directa entre la ausencia de un caso con pruebas irrefutables y el exhibicionismo de las autoridades.

    Personalmente he observado las mismas fotografías de “cuerpos del delito” en acusaciones lejanas en el tiempo; y se ha hecho una costumbre que determinadas agencias gubernamentales tengan sus periodistas asalariados en medios de prensa específicos; ya sea para maquillar las informaciones o para sacarle filo a una que otra noticia.

    La cuestión resulta más grave ahora que Internet guarda un registro de las acusaciones pero no de los descargos, pues la parafernalia que cubre las acusaciones solamente es utilizada cuando maliciosamente pretenden revertirse los descargos; las más de las veces con espurios propósitos. Esto usualmente se hace para encubrir una mala acusación arreglada de antemano, o como mecanismo de chantaje, ya sea contra los acusados o contra los juzgadores.

    Y es que hay mucho de fariseísmo en ciertos acusadores que no culminan la lucha contra el crimen, porque si lo disminuyen se les acaba el jugoso negocio.

    ResponderEliminar