lunes, 6 de febrero de 2012

Tres frentes para una victoria

Ricardo Rojas León

La incorporación activa del presidente Leonel Fernández a la campaña electoral del Partido de la Liberación Dominicana coloca al binomio Medina-Cedeño en el umbral de un triunfo arrollador en primera vuelta, en las elecciones del 20 de mayo venidero.

Fernández, que ha dominado la política dominicana en los últimos tres lustros, le endosará al candidato del partido que lidera no sólo una enorme cantidad de votos que lleva “en su bolsillo”, sino un legado material e institucional que han transformado positivamente a la República Dominicana.

El impacto social de la estabilidad macroeconómica, de los más de 400,000 nuevos empleos, de las soluciones viales -incluyendo dos líneas del Metro- y las habitacionales, por solo mencionar algunos logros, explican, en gran medida, el extraordinario apoyo popular a la candidatura presidencial del PLD.

Danilo Medina, un paciente trabajador de la política, de gran capacidad técnica y una dilatada experiencia de Estado, ha concitado el apoyo de más de un millón de dominicanos que, a través de cientos de movimientos independientes, han fortalecido sus aspiraciones y posibilidades de triunfo.

Comprometido ideológica y políticamente con los más necesitados, Medina ha propuesto un gobierno centrado, entre otras líneas importantes, en la disminución de la pobreza y el fomento del empleo, variables que han exhibido comportamientos positivos en las tres administraciones del PLD y que, al merecer una mayor prioridad en la oferta electoral peledeísta, auguran exhibir un desempeño extraordinario y una muy favorable incidencia social.

De su lado, la doctora Cedeño de Fernández aporta a la fórmula morada, el carisma y la simpatía de una mujer que ha realizado un trabajo social y comunitario sin precedentes al frente del Despacho de la Primera Dama.

Desde la promoción de valores, hasta la realización de cientos de eventos a favor de los enfermos, necesitados, discapacitados y envejecientes, pasando por la instalación de centros tecnológicos comunitarios y la realización de muchas otras obras, la mano solidaria de Margarita –como se le llama y promueve- ha tocado a cientos de miles de dominicanos. Y de ahí esa gran popularidad que se le reconoce.

Así, la estrategia peledeísta de activar en tres frentes de campaña diferentes, independientes y eventualmente simultáneos (el primero de Danilo, el segundo de Margarita y el tercero, a cargo del presidente Fernández) garantiza al PLD una presencia e incidencia electoral que deberá traducirse en una insuperable movilización de votantes el día de las elecciones.

Un triunfo electoral abrumador que no sólo le evitará a la nación el “stress comicial” de una segunda vuelta, sino que permitirá reafirmar, de manera clara y contundente, la decisión consciente del pueblo dominicano de seguir avanzando por los senderos de la estabilidad, del crecimiento y del progreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario